Saltar al contenido

La Cara de la Luna y sus 4 Fases lunares

La Cara de la Luna y sus 4 Fases

La Cara de la Luna y sus 4 Fases: La luna es el único satélite natural de la Tierra y uno de los cuerpos celestes más observados y admirados por la humanidad. Su influencia sobre nuestro planeta es evidente, desde las mareas hasta los ciclos biológicos de algunos seres vivos. Además, la luna presenta distintas apariencias a lo largo del mes, que se conocen como fases lunares. ¿Qué son las fases de la luna? ¿Cómo se producen? ¿Qué características tienen cada una de ellas? En este artículo te lo explicamos todo.

La Cara de la Luna y sus 4 Fases:

Un Vistazo de Cerca: La Luna, nuestro vecino celestial más cercano, siempre nos muestra la misma cara. ¿Por qué? La respuesta reside en la «sincronización de mareas». Es como si la Luna bailara con la Tierra, revelando siempre su lado más amistoso. ¿Podrías imaginarte tener un amigo que siempre te mira de frente?

¿Qué son las fases de la luna?

Las fases de la luna son las diferentes formas que vemos de la luna desde la Tierra, dependiendo de la posición relativa entre el Sol, la Tierra y la luna. La luna no tiene luz propia, sino que refleja la luz que recibe del Sol. Por eso, cuando la luna está entre el Sol y la Tierra, vemos su cara iluminada, y cuando está detrás de la Tierra, vemos su cara oscura. Entre estos dos extremos, la luna va mostrando distintas porciones de su superficie iluminada, que son las fases lunares.

¿Cómo se producen las fases de la luna?

Las fases de la luna se producen por el movimiento de la luna alrededor de la Tierra, que dura aproximadamente 29,5 días. Este período se llama mes lunar o mes sinódico, y es el tiempo que tarda la luna en completar un ciclo de fases. La luna gira sobre su propio eje al mismo ritmo que orbita alrededor de la Tierra, por lo que siempre nos muestra la misma cara. Sin embargo, desde la Tierra vemos distintas partes de esa cara, dependiendo de la posición de la luna respecto al Sol.

¿Cuáles son las fases de la luna?

Las fases de la luna son cuatro: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Cada una de ellas tiene unas características y una duración determinadas. A continuación, te las describimos una por una.

Luna nueva

La luna nueva es la fase en la que la luna está entre el Sol y la Tierra, y por tanto, su cara iluminada está oculta para nosotros. La luna nueva es invisible desde la Tierra, salvo en los casos de eclipse solar, cuando la luna tapa al Sol y se ve un anillo de luz alrededor de su silueta. La luna nueva dura aproximadamente un día, y marca el inicio del mes lunar.

Cuarto creciente

El cuarto creciente es la fase en la que la luna forma un ángulo de 90 grados con el Sol y la Tierra, y por tanto, vemos la mitad de su cara iluminada. El cuarto creciente se llama así porque la luna va creciendo en luminosidad desde la luna nueva hasta la luna llena. El cuarto creciente dura aproximadamente una semana, y se ve en el cielo por las tardes y las primeras horas de la noche.

Luna llena

La luna llena es la fase en la que la luna está detrás de la Tierra, y por tanto, su cara iluminada está totalmente visible para nosotros. La luna llena es la fase más brillante y espectacular, y se ve en el cielo durante toda la noche. La luna llena dura aproximadamente un día, y coincide con los casos de eclipse lunar, cuando la sombra de la Tierra se proyecta sobre la luna y le da un tono rojizo.

Cuarto menguante

El cuarto menguante es la fase en la que la luna forma otro ángulo de 90 grados con el Sol y la Tierra, y por tanto, vemos la otra mitad de su cara iluminada. El cuarto menguante se llama así porque la luna va menguando en luminosidad desde la luna llena hasta la luna nueva. El cuarto menguante dura aproximadamente una semana, y se ve en el cielo por las madrugadas y las primeras horas de la mañana.

Conclusión

La Cara de la Luna y sus 4 Fases: Las fases de la luna son el resultado del movimiento de la luna alrededor de la Tierra y de la posición relativa entre el Sol, la Tierra y la luna. Las fases de la luna son cuatro: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Cada una de ellas tiene unas características y una duración determinadas, y se pueden observar desde la Tierra en distintos momentos del día y de la noche. Las fases de la luna son un fenómeno natural que nos fascina y nos inspira desde tiempos inmemoriales.